El rescate de la UABJO no pasa por lesionar las garantías laborales: Mayoral


  • 2017-11-10
  • Por: Comunicado
  • Foto:



OAXACA, OAX., noviembre 10.- El rescate de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO) implica buscar las alternativas que nos lleven a una solución duradera sin lesionar las garantías laborales de las y los trabajadores, afirma el Coordinador de las mesas de trabajo para esa tarea, Arq. Enrique Mayoral Guzmán.

Indica que esa es la instrucción del rector, Dr. Eduardo Bautista Martínez, por lo que quienes conforman la Comisión de trabajo reiteran que su desempeño gira en torno al objetivo de conservar la fuente de empleo, y quienes sostengan lo contrario están equivocados o pretenden desvirtuar el problema con otros fines.

“La Universidad Autónoma ‘Benito Juárez’ de Oaxaca no es de nadie porque es de todas y todos”, subraya el también secretario Técnico de la Administración Central, quien convoca a las y los universitarios a sumarse a este esfuerzo porque la Máxima Casa de Estudios vive una crisis financiera compleja que debemos atender sin lesionar los derechos de nadie.

Aclara, sin embargo, que al igual que un enfermo lo primero que tenemos que hacer es “reconocer la enfermedad para aceptar que debemos ceder cambiando nuestra manera de pensar y actuar, además de ajustar lo que tenga que ser en todas las instancias y niveles del Alma Mater”.

Y advierte que “no podremos avanzar si seguimos concibiendo a la Universidad como un coto de grupos, facciones o territorios políticos, pero si rompemos ese círculo vicioso, los resultados serán provechosos”.

También catedrático de la Facultad de Arquitectura C.U., sostiene que la razón de ser de la UABJO es la academia, no la política, “y llegó el momento de cambiar este paradigma porque lamentablemente en la toma de decisiones se ha dado más peso a la cuestión política”.

Señala que aún con las puertas cerradas la Universidad no se detiene; hay congresos de talla internacional, como el que realiza la Facultad de Arquitectura C.U., y la Escuela de Cultura Física y Deporte (ECFD), además de otras tareas de investigación.

Refiere que el 83 por ciento de la matrícula está en programas de calidad, según lo confirman organismos acreditadores, y reconoce la capacidad de gestión del rector Eduardo Bautista, porque no se trata de un problema generado por él; “al Dr. Bautista le tocó el aquí y el ahora y no podemos detenernos en buscar culpables; la crisis está, la tenemos, se viene arrastrando desde hace mucho tiempo, no es nueva”.

Agrega que gracias a la gestión del rector Bautista Martínez y su equipo de colaboradores “se pudo obtener el recurso para pagar la segunda quincena de octubre y ahora se buscan alternativas para no tener atraso en el último bimestre y asegurar las prestaciones de fin de año”.

Del trabajo que coordina con el apoyo de otras y otros integrantes de la Administración Central, Mayoral Guzmán explica que en los sectores gubernamental y educativo federal “vemos un escenario complejo, porque nuestros interlocurtores no conocen la esencia de la Universidad; la ven desde el punto de vista númerico, estadístico, de resultados y tendencias en la educación pública; no alcanzan a comprender la problemática social que se suscitaría si la UABJO no tiene viabilidad”.

En cuanto al ámbito gubernamental de la entidad oaxaqueña, afirma que “percibimos que hay preocupación numérica, interés por saber de cuánto es el hoyo financiero, y eso da cierta luz en el tunel, porque ya empezamos por algo”.

Respecto a la institución, el Coordinador de las mesas de trabajo para el rescate financiero dice que denota “preocupación en todos los sectores”, por lo que está cierto que “debemos unirnos para buscar la salida, ya que en más de una ocasión hemos demostrado que cuando se trata de nuestra Alma Mater podemos hacerlo”.

Insiste en que las y los integrantes del Comité designado por el Rector no va a tomar ningún acuerdo, ninguna atribución, ni hará nada que no esté consensado, platicado y puesto en la mesa de la comunidad universitaria.

Por eso reitera a las y los integrantes del STEUABJO que “no hay ningún propósito de lesionar sus derechos laborales, pero deben entender que el tema de las jubilaciones ya no está en manos de de la Universidad, por lo que no tiene cómo responderles”.

Incluso, los invita a “sumarse para diseñar las formas que nos permitan gestionar lo pertinente ante las instancias correspondientes, con los modelos que acuerde la comunidad universitaria; necesitamos delinear estrategias en conjunto para que nadie pierda su empleo; separados no llegaremos muy lejos”.