Liberan a presunto cómplice del asesinato de una mujer a quien le robaron a su bebé #Oaxaca

0
419

Debido a la falta de pruebas, Ernesto Roberto C.V., fue liberado ayer al ser absuelto en la audiencia de fallo deliberatorio de los jueces de control de Tanivet del circuito judicial de Valles Centrales, en tanto su esposa, Eulalia L.O., fue declarada culpable y aún falta por ser enjuiciada por la muerte de la madre de la menor que robó y cuyo cuerpo fue arrojado en un tambo en jurisdicción de Dainzú, Tlacolula de Matamoros.

En la audiencia celebrada éste jueves en la sala de justicia para adolescentes, los jueces del tribunal de enjuiciamiento consideraron que los argumentos de los abogados Erick Carmona López y Gerardo Castellanos fueron válidos, ya que el agente del Ministerio Público había dicho que Ernesto Roberto era coautor del delito de sustracción de menores, pero no logró comprobarlo.

Por ello, por la falta de pruebas, Ernesto Roberto quedó en libertad del caso que cimbró a la sociedad oaxaqueña en abril del 2017 cuando el cuerpo de una mujer fue localizado en un tambo en jurisdicción de Dainzú en Tlacolula de Matamoros, al ser asesinada a golpes.

El caso ocurrió el lunes 2 de abril cuando la mujer salió de su domicilio ubicado en San Diego de los Hornos en la colonia Calicanto en Santa Lucía del Camino para ir a la causa de Eulalia que la apoyaría con 500 pesos de un supuesto programa para madres.

Pero en el domicilio fue golpeada y por lo cual su cuerpo dentro de un tambo fue arrojado en la carretera local que comunica a las ruinas de Dainzú en San Mateo Macuilxóchitl, Tlacolula de Matamoros.

El miércoles 4 de abril del 2017, los restos de la mujer fueron localizados en estado de descomposición y por lo cual la policía inició con las investigaciones.

La bebida de 16 días de nacida seguía desaparecida y por lo cual la policía logró establecer que se encontraba en la casa de Eulalia, en la calle Carrizal de la colonia del Bosque Sur, donde el viernes 6 de abril realizó un cateo.

En la acción policíaca fue rescatada la bebé de 16 días de nacida y detuvieron a Eulalia y su esposo Ernesto Roberto, acusados del delito de desaparición forzada.

A los dos los los vincularon a proceso por sustración de menores cuya pena es de seis a 12 años de prisión y no por desaparición forzada, cuya penalidad es de 25 a 50 años,.

Eulalia fue declarada culpable, pero Ernesto Roberto quedó en libertad.