Originarios de Pochutla, personas asesinadas en Santa Lucía

0
618

Los cuerpos de los dos taxistas ejecutados en la colonia Fernando Gómez Sandoval en Santa Lucía del Camino fueron reclamados por sus familiares y trasladados a su tierra natal, Santa María Tonameca del distrito de San Pedro Pochutla, donde les darán cristiana sepultura.
Familiares de Jesús R.G. de 35 años de edad y Salvador R.S., de 30 años de edad, viajaron de su tierra natal, Santa Maria Tonameca, Pochutla, con la finalidad de reclamar los restos de las personas que supuestamente hace meces llegaron a laborar como trabajadores del volante.
Vecinos del lugar indicaron que los sujetos arribaron al domicilio ubicado en la calle 5 de Febrero de la colonia Fernando Gómez Sandoval hace unos dos meses y dijeron que trabajaban como taxistas.
A las 05_30 horas del viernes, un sujeto ingresó durante la madrugada, ya que el portón de acceso no tiene seguro y solo jalan un cordón.
Por ello, el sicario arribó a la habitación donde estaban los dos taxistas y le disparó, para enseguida darse a la fuga.
Una mujer fue quien alertó al servicio de emergencias y por lo cual a la zona se desplazaron los paramédicos de la Cruz Roja Mexicana, a bordo de la unidad 040.
Al arribar los paramédicos confirmaron que Jesús ya se encontraba sin signos vitales, en tanto Salvador fue atendido y a bordo de la misma ambulancia fue trasladado al hospital civil, donde ya no lo recibieron.
En la unidad de socorro se quedó Salvador y confirmaron que había dejado de existir.
Los elementos policíacos que arribaron al domicilio y tras confirmar el deceso de una persona, decidieron acordonar la zona.
Dentro de la habitación en la citada vecindad, estaba el cuerpo sin vida de Jesús, quien presentaba impactos de arma de fuego en la cabeza.
Luego de recabar los indicios y buscar indicios balísticos, el cadáver fue trasladado al anfiteatro del Instituto de Servicios Periciales en San Bartolo Coyotepec para la práctica de la necropsia de ley.
Los dos cuerpos fueron trasladados al anfiteatro donde se les practicó la necropsia de ley y la policía investiga el caso.
La investigación de la policía es tratar de establecer en que sitio de taxis laboraban en ésta temporada de contingencia y el móvil por el cual fueron ejecutados.