Reportero agredido en manifestación pide justicia #Oaxaca

0
300

El reportero, Othón García Díaz, pidió a la Fiscalía General del Estado y al Tribunal Superior de Justicia del Estado que su caso no quede impune tras la agresión que sufrió cuando cubría una manifestación de la Asociación de Funerarias en el centro de la ciudad capital.

Al protestar frente al palacio de gobierno precisó que tal parecer que la justicia no existe para los pobres y menos para los reporteros, ya que uno de los presuntos responsables fue liberado después de cinco horas de ser detenido por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones en cumplimiento a una orden de aprehensión.

En su resolución de la juez consideró que el agente del Ministerio Público no pudo acreditar el delito de ataque a la libertad de expresión con la agravante de pandillerismo y por la falta de elementos dejó en libertad al presunto responsable.

Por ello, los reporteros de la sección policiaca exigieron que se investigue el caso y a través de una carta abierta solicitaron a las autoridades encargadas de justicia que el caso no quede en la impunidad.

El pasado 28 de julio, en las calles Tinoco y Palacios e Independencia, en el Centro Histórico de Oaxaca, nuestro compañero reportero y Director del diario digital El Fogonazo, Othón García Díaz, fue agredido verbal y físicamente durante el desempeño de su labor informativa tras un bloqueo que realizaba la Asociación de Funerarias de Oaxaca.

Integrantes de esa asociación, entre ellos Julio César L. encabezaron dicha agresión, siendo detenida esta persona en cumplimiento a una orden de aprehensión el pasado martes 1 de septiembre.

Durante la audiencia de comunicación e imputación, la juez, Sorely Esmirla Castro Vásquez, resolvió dejar en libertad al imputado al no configurarse el único delito por el que fue judicializado el caso contra esta persona como lo es el ataque a la libertad de expresión.

Independientemente de algún pronunciamiento por parte del Tribunal Superior de Justicia o de la Fiscalía General del Estado, creemos que hubo inconsistencias de la Fiscalía en la integración de la carpeta de investigación al no aportar los datos de prueba suficientes y fallas en las técnicas de investigación.

En este sentido, lamentamos y repudiamos que nuestras autoridades dedicadas a la investigación y procuración de justicia sigan cayendo en las graves deficiencias administrativas y de carácter judicial que orillan a los jueces de control a poner en libertad a agresores o victimarios de quienes nos dedicamos a esta difícil labor de informar a la opinión pública sobre los acontecimientos más relevantes de la entidad.