Propone Hilda Luis, establecer juzgados laborales para un nuevo Sistema de Justicia

0
118

*La Reforma se encuentra en comisiones y será dictaminada en próximos días, para someterse a consideración del Pleno de la LXIV Legislatura Local.

San Raymundo Jalpan, Oax.,19 de Octubre de 2020. – Desde la Comisión Permanente de Trabajo y Seguridad Social presidida por la diputada del Grupo parlamentario de Morena Hilda Graciela Pérez Luis se trabaja para lograr un nuevo sistema de Justicia laboral en Oaxaca, adecuando nuestro marco jurídico a las reformas laborales secundarias de Orden Federal, la iniciativa se encuentra en comisiones y será dictaminada en próximos días, para someterse a consideración del Pleno de la LXIV Legislatura Local.

Lo anterior lo informó la legisladora del Distrito 13 Oaxaca Sur, Hilda Luis quien propuso en fecha 9 de septiembre del año en curso, una iniciativa para reformar la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado, con el fin de establecer los juzgados laborales.

Es de suma importancia recalcar que en este nuevo Sistema de Justicia Laboral, se contempla la creación de Juzgados Laborales especializados dependientes del Poder Judicial del Estado, por lo que dejarán de operar las Juntas de Conciliación y Arbitraje, y los conflictos laborales serán resueltos por los juzgados laborales, aseveró la representante popular.

Ahora, los juicios serán orales, ágiles, modernos, expeditos y en presencia de un juez. Antes de demandar, será necesario buscar una solución a los conflictos laborales por medio de la conciliación prejudicial.

La legisladora ha presentado iniciativas de reforma a la Constitución Política de nuestro Estado y a la Ley de la Defensoría Pública, además, presentó un proyecto de Ley del Centro Estatal de Conciliación.

Por ello, es importante que la ciudadanía conozca el trabajo legislativo que se está realizando, para implementar la reforma laboral en el Estado, y una vez que entre en operaciones el Centro Estatal de Conciliación y los Juzgados Laborales, las personas trabajadoras de nuestro Estado tendrán la certeza jurídica de que las diferencias que surjan en las relaciones de trabajo, serán conocidas y resueltas por autoridades especializadas en la materia, y con esto se acabará el tráfico de influencias y los procedimientos largos, a los que actualmente están sujetos, concluyó.