6 meses sin justicia para Tomás Martínez

0
174

La crisis económica, política y social que vive el país y en particular Oaxaca no tiene visos de salida en el corto plazo. Las manifestaciones que se suceden todos los días en las calles, plazas y edificios públicos así lo demuestran.
Los efectos de la crisis económica siguen siendo descargados sobre los bolsillos de los trabajadores, la violencia sigue en aumento, la exigencia de justicia para presos políticos, desaparecidos y asesinados no tienen respuesta favorable en los hechos.
Está es la cruda realidad que viven la clase trabajadora y los pueblos marginados de nuestro país.
Seis meses han pasado desde el cobarde asesinato del camarada Tomás Martínez Pinacho, y los autores materiales e intelectuales del crimen de Estado siguen en la impunidad.
El asesinato político de nuestro compañero se enmarca en la lucha consecuente que abanderó en la Sierra Sur, tanto por el beneficio de las comunidades como por la defensa de la educación pública, por vivienda para los necesitados y en contra de la imposición de la minería. La vida del compañero la dedicó a la organización y la lucha de su pueblo, por ello sostenemos que los enemigos del pueblo trabajador, caciques y empresas trasnacionales son sus asesinos.
El 20 de febrero se cumplieron también dos años del asesinato de Samir Flores, campesino indígena, comunicador y activista integrante de la Asamblea Permanente de los Pueblos de Morelos; su delito fue oponerse a la construcción del gasoducto del Proyecto Integral Morelos; de su caso actualmente solo hay simulación de justicia.
Así también, hoy se cumplen treinta y tres años de la desaparición forzada del profesor de educación primaria Modesto Patolzin Moicen. Por constancias que obran en su expediente, Modesto fue secuestrado y desaparecido por agentes del PRI-Gobierno y de Vanguardia Revolucionaria del SNTE en los años en que el magisterio democrático de Oaxaca luchaba contra el charrismo sindical.

Hemos estado insistiendo en el llamado nacional para que volteen los ojos a Oaxaca ante la situación que se vive, pues la actual administración pretende sostenerse en el poder a costa de la libertad y sangre de nuestros compañeros de lucha.

Ante la situación que prevalece en nuestro estado:

– Exigimos se esclarezca el asesinato del compañero Tomás Martínez Pinacho y el castigo a los autores materiales e intelectuales, así también la exigencia al fiscal Rubén Vasconcelos no dilatar el caso, de las causas y autores materiales e intelectuales de la muerte de nuestro compañero; lo contrario evidenciaría colusión con sus asesinos.
– Por la presentación con vida del profr. Modesto Patolzin, desaparecido hace treinta y tres años, y por la presentación de todos los desaparecidos.
– Hacemos responsable al gobierno de Alejandro Murat y toda su estructura de gobierno de cualquier agresión de la cual podamos ser objeto los integrantes del movimiento social en Oaxaca.

Ante la violencia política contra el movimiento social, pedimos a los organismos de derechos humanos dar seguimiento a la grave situación que se vive en Oaxaca.

Atentamente

¡Tomás Martínez, vive, la lucha sigue!

Unión de Artesanos y Comerciantes Oaxaqueños en Lucha (UACOL), Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), Comité de Víctimas y Familiares Ikoots de la masacre de San Mateo del Mar, Consejo Nacional de Pueblos en Lucha, Comisión Magisterial de Derechos Humanos de la Sección XXII del SNTE-CNTE, Bloque Comunitario del Sur, Defensoría de los derechos humanos por la justicia A.C., Movimiento Lubizha, Comité de Victimas 19 de Junio Nochixtlán, Familiares del joven René Alejandro Cruz Esteban desaparecido, Familiares de Modesto patolzin Moicen, víctima de desaparición forzada, Consejo de Comunidades Campesinas y Proletarias, Frente Amplio de Lucha Popular- Dirección Colectiva, Unión Campesina Indígena Emiliano Zapata, Unión de Trabajadores de la Educación, Unión de la Juventud Revolucionaria de México, Unión Revolucionaria de Trabajadores del Arte, Frente Popular Revolucionario.