Dos personas fueron localizadas sin vida y con huellas de tortura en la Cuenca

0
226

En la cuenca del papaloapan, dos personas fueron localizadas sin vida y con huellas de tortura, una de ellas en el río Tonto y otro en el río Papaloapan y en ambos casos, la policía investiga el caso.
Durante la mañana del jueves fueron localizados los restos de una persona de 35 años aproximadamente flotando en las aguas del rio Papaloapam, frente a las oficinas de la Fiscalía General de la República en Tuxtepec.
Los elementos policiacos al ser alertados del caso fueron movilizados al lugar para proceder a realizar las diligencias, confirmando que el cuerpo estaba flotando en el afluente, frente al muro bulevar “Francisco Fernández Arteaga”
Los trabajadores de una gravera alertaron a la policía municipal que arribó al sitio para tomar conocimiento del caso y acordonar la zona, en tanto los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones procedieron a realizar las diligencias y el cuerpo sin vida fue trasladado al panteón municipal.
El hombre presentaba huellas de tortura, de unos 30 a 35 años, de complexión delgada, tez morena, el cual, tiene varios tatuajes en diferentes partes del cuerpo y carga aretes en sus orejas, mismo, que hasta el momento se encuentra como no identificado.
De igual forma, pobladores de la comunidad de Zacate Colorado perteneciente a Tuxtepec hallaron el cuerpo sin vida de una persona en el paraje Los Mangales, a orillas del río Tonto, en la comunidad de Zacate Colorado.
La zona fue acordonada por los elementos policíacos y solicitaron la intervención del personal de la vicefiscalía de la zona de la Cuenca del Papaloapam.
Luego de las diligencias, los restos fueron trasladados al panteón municipal para la práctica de la necropsia de ley.
Durante las investigaciones establecieron que la persona que perdió la vida fue el ingeniero, Cipriano M.C., de 37 años de edad, quien fue levantado al salir de su domicilio ubicado en la calle Mancilla y Morelos en la colonia Santa Fé, donde tienen un negocio de ventas de tlayudas.
El trabajador salió para dirigirse a entregar un trabajo y fue visto por última vez el día 18 de agosto del año en curso, cuando se dirigía rumbo a la zona conocida como “el borrego”.
El ahora extinto se dedicaba a la venta y reparación de computadoras.
Vestía con una playera tipo polo negra y un short negro con una franja blanca y llevaba una mariconera negra, las mismas que portaba al ser localizado sin vida, atado de pies y manos.
Los familiares pidieron que se investigue el caso con la finalidad de localizar a los presuntos responsables del caso.