Queda a disposición de juez, mujer reclutadora de niños en #Tlacolula #Oaxaca

0
147

Una de las presuntas integrantes de la red de reclutadores de halcones y que serían llevados a Monterrey, Nuevo León a laborar para la delincuencia organizada quedó a disposición del juez de control acusada del delito de trata de personas agradas en su modalidad de explotación laboral cometido en agravio de tres menores de Tlacolula de Matamoros.
A las 09:30 horas de ayer se realizó la audiencia de control de detención de detención de Miriam A.O.A., de 19 años de edad y fue calificado de legal por el juez de control de Tanivet del circuito judicial de Valles Centrales al ser acusada del citado delito cometido en agravio de los tres menores de edad que el sábado desaparecieron en Tlacolula de Matamoros y fueron ubicados en una casa ubicada en la avenida Ferrocarril en la colonia Santa Cecilia, Santa Lucía del Camino.
Los tres menores de edad fueron contactados a través de la red social Facebook y un videojuegos.
“Nos presumía dinero, nos dijo que íbamos a ganar mucho dinero”, dijo uno de los menores.
El sábado, los tres menores de edad fueron reunidos en Tlacolula de Matamoros y de ahí los llevaron a la terminal de primera clase, después por el Cerro del Fortín y finalmente en una casa de seguridad ubicada en Santa Lucía del Camino.
Los padres de familia se reunieron y acudieron ante el agente del Ministerio Público, donde no quiso recibir la denuncia.
Por ello, los familiares lograron establecer que estaban en un domicilio ubicado en Santa Lucía del Camino y con el apoyo de la policía municipal procedieron al rescate de los niños y el aseguramiento de la mujer.
Tras el arresto de la mujer, Miriam A.O.A., se inició la carpeta de investigación 33350/FVCE/TLACOLULA/2021 por el delito de trata de personas en su modalidad de explotación laboral.
El adolescente que fue el señuelo y trajo los niños a la ciudad de Oaxaca dijo a la policía que los otros implicados son Gaby y El Moreno, quienes integran la red de reclutadores de Halcones y les pagarían la cantidad de 8 mil pesos a los niños.
Su misión era vigilar el paso de patrullas policíacas y además aprenderían a disparar armas de fuego.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here